Dejó a su padre desde el 25 de mayo, en la funeraria

Un hecho nada común fue atendido el día de ayer por elementos policiacos quienes fueron solicitados para presentarse en una funeraria ubicada en la Ley 57.

Aproximadamente a las 18:00 horas de ayer se presentaron oficiales con el dueño del lugar, quien narró que el pasado 25 de mayo, una persona de sexo masculino acudió al lugar a solicitar el servicio funerario para su señor padre, de 74 años de edad, quien murió ése mismo día, a causas de una sepsis severa.

Desde ese día y hasta la tarde de ayer, el cuerpo del infortunado septuagenario, de nombre Elpidio M., aún se encontraba en la funeraria San Miguel Arcángel, ubicada en Plan de Agua Prieta y Guadalupe Victoria, dándose aviso a las autoridades correspondientes para disponer del cuerpo y tratar de localizar a Eduardo Antonio M. L., desconociéndose los motivos para no presentarse a reclamar el cuerpo.